Gernika-Lumo

Puente medieval en Ea
Ea
1 julio 2019
Playa de Ogeia, playa de Ogella
Playa de Ogeia
18 julio 2019
Gernika, Parque de los Pueblos de Europa

Gernika-Lumo símbolo de paz

Con motivo de la Guerra Civil, Gernika fue totalmente destruida el 26 de Abril de 1937 por la aviación alemana de la Legión Cóndor, enviada por Hitler para colaborar con el ejército de Franco. Durante cuatro horas aproximadamente los aviones alemanes redujeron a escombros la ciudad entera. Picasso reflejó el horror que vivió la ciudad en su famoso cuadro.

Actualmente Gernika-Lumo, que cuenta con más de 16.000 habitantes, es un pueblo próspero en servicios, industria, cultura y educación que trabaja por un futuro prometedor.

El porqué de Lumo

Muchos desconocen que el nombre oficial de este municipio es Gernika–Lumo, como también desconocen el origen de ese “apellido” que tiene Gernika.

En la Edad Media, Gernika simplemente era un barrio la anteiglesia de Lumo, más en concreto del puerto de Lumo por el que pasaban importantes rutas comerciales, como por ejemplo El Camino de Santiago, La Ruta Juradera o La Ruta del Vino y el Pescado. Fue en el año 1366 cuando el Conde Don Tello le concedió a Gernika la concesión del título de villa separándola así de la anteiglesia de Lumo y comenzando las disputas entre Gernika y Lumo por el territorio. Es en 1575 cuando Lumo gana uno de los pleitos más importantes y como consecuencia, Gernika es obligada a demarcar su casco urbano reduciéndolo a cinco calles. Sin embargo, estos litigios entre la anteiglesia de Lumo y la villa de Gernika, finalizan el 8 de enero de 1882 formando una sola unidad municipal.
Existe una calle en el centro de Gernika que lleva el nombre ‘8 de Enero’ en conmemoración a esa unión, en la que a partir de entonces comienza el desarrollo económico de Gernika-Lumo.

Reproducción del Gernika de Picasso

Reproducción del Gernika de Picasso

En la calle Allendesalazar puedes observar un mosaico en el que cada azulejo da forma al genial puzzle que creó la gran imaginación de Pablo Picasso en un óleo en el año 1937, el ‘Guernica’, cuya obra original de indudable prestigio internacional puede ser admirada en el Museo Reina Sofía de Madrid. Abajo del mosaico reza la inscripción ‘Guernica Gernikara’, que expresa el deseo de los gernikeses para que el cuadro pueda exhibirse en el pueblo que sirvió de inspiración a su creador: Gernika.

El árbol de Gernika y la Casa de Juntas

Gernika ha sido durante siglos el lugar de reunión de los pueblos de Bizkaia. Bajo su hoy en día tan famoso árbol se documentan las primeras reuniones en el siglo XIV donde se conformaban el conjunto de leyes con el sistema de representación ciudadana.

Una costumbre fuerte enraizada entre los vascos era la de congregarse bajo un árbol, generalmente un roble, para decidir sobre los intereses de la comunidad, tradición bastante generalizada en la Europa medieval. Por lo que respecta a Bizkaia, cada territorialidad administrativa (Merindad) tenía su propio árbol.

El árbol de Gernika está ubicado en el corazón del conjunto arquitectónico de las Juntas Generales de Bizkaia. Antiguamente, a su alrededor se celebraban ceremonias civiles, ya en la Edad Media. Incluso hoy día acoge importantes eventos de la vida política vasca. Por ejemplo, la toma de posesión del Lehendakari y del Diputado General de Bizkaia, el presidente del Territorio Histórico de Bizkaia.

La Casa de Juntas de Gernika es un solemne edificio de estilo neoclásico. Se construyó en 1826 sobre la ermita de Santa María y aunque se le llama Casa de Juntas a todo el espacio, las Juntas Generales de Bizkaia trabajan de puertas adentro. Allí es donde se reúnen los representantes políticos de los vizcaínos y se toman las decisiones que afectan a Bizkaia.

Parque de los Pueblos de Europa

Junto a la emblemática Casa de Juntas os proponemos un agradable paseo por este pequeño bosque encantado, el Parque de los Pueblos de Europa, inaugurado en 1991. Un lugar donde en cualquier estación del año en que lo visites estará fabuloso. Es un pequeño oasis en medio de Gernika que nos ofrece diferentes paisajes.

Gernika, Parque de los Pueblos de Europa

Destaca sin duda la representación de los cuatro ecosistemas de la Euskadi Atlántica, los árboles autóctonos de la zona, como hayas, robles o encinares, y también un pequeño riachuelo que atraviesa estos ecosistemas y termina en un estanque con patos. Sin duda, el jefe de este pequeño bosque es un precioso Eucaliptus que acompaña desde lejos al viejo árbol de Gernika.

Dentro del mismo parque se encuentra el Museo Euskal Herria, que ocupa el precioso Palacio Alegría, antigua residencia del Conde de Montefuerte. Como curiosidad, en éste palacete todavía se conservan bastantes ejemplares del jardín botánico en el que se fue convirtiendo, ya que había un árbol de cada uno de los países que visitaban sus hijos, que trabajaban como cónsules y diplomáticos.

Entre los árboles y en un lugar destacado y solitario, se encuentra un Ginkgo biloba, un clon del ejemplar que sobrevivió a la bomba atómica de Hiroshima, plantado por el alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, dentro del marco de la celebración de las XXVIII Jornadas de Cultura y Paz, y en conmemoración del 81 aniversario del bombardeo en 1937 a la ciudad de Gernika.

Gernika, Henri Moore 'Gran figura en un refugio'

Dos puntos interesantes te esperan arriba, dos gigantes sorpresas:

  • La escultura de Henri Moore ‘Large Figure in a Shelter’ (Gran imagen en su refugio) es una de las últimas obras del autor (1985-1986). Este escultor inglés, gran conocedor de la destrucción de Gernika, es conocido por sus curiosas obras en bronce y mármol. Durante la II Guerra Mundial y tras los bombardeos de Londres inicia la colección “War Helmets” (Cascos de Guerra) de la que forma parte la escultura aquí expuesta. H. Moore plasma en esta obra una figura envuelta en otra, la vuelta al instinto básico de la persona, que trata de buscar siempre un refugio. En ella el autor nos trasmite un mensaje positivo: refleja la vida en libertad del ser humano, sin estar supeditado a la fuerza militar y a las armas.
  • El otro punto es la escultura del artista donostiarra Eduardo Chillida, ‘Gure aitaren etxea’ (La casa de nuestro padre), un gran muro con una amplia ventana abierta hacia el Árbol de Gernika, símbolo universal de la historia de este pueblo. Un muro envolvente que representa la casa del pueblo vasco, de ahí su nombre. En el centro de la casa –en su corazón- una estela de acero, que simboliza nuestras raíces y la vida como propuesta de paz, libertad y tolerancia. Esta escultura conmemoró el 50 Aniversario del Bombardeo de Gernika en 1987. Ese año se inicia la construcción de su molde que se rellena in situ y se inaugura en 1988. Eduardo Chillida es autor de numerosas obras elaboradas en piedra, hormigón y acero, entre ellas: El Peine del Viento (Donosti), La casa de Goethe (Alemania), Homenaje a Hokusai (Japón), y ésta en homenaje al pueblo vasco.

Gernika, Eduardo Chillida ‘La Casa de Nuestro Padre’
Asimismo, los visitantes podrán contemplar el busto de Wilhelm von Humboldt, amigo de los vascos.

Además Gernika-Lumo dispone de un amplio Patrimonio Histórico, artístico y tradicional en el que son también visita obligada:

  • Ayuntamiento y conjunto plaza de los fueros. Estatua de don Tello.
  • Fundación Museo de la Paz de Gernika.
  • Mercado de Gernika.
  • Frontón Jai-Alai.
  • Iglesia de Santa María.
  • Museo Euskal Herria.
  • Ruta de refugios antiaéreos.
  • Palacio Udetxea.

Visita Gernika y no dejes de sorprenderte por la cantidad de historia que guarda este pueblo en todos sus rincones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies